Fisioterapia Equina


Los caballos son deportistas y como todo deportista requieren un apoyo fisioterapéutico para alcanzar el máximo rendimiento.

 

La fisioterapia equina surge como un complemento de la medicina deportiva para mejorar la capacidad de reparación de los tejidos y devolver la funcionalidad a los animales lesionados. Es un campo que se encuentra en pleno desarrollo en medicina equina pero que está totalmente afianzado en medicina humana, y prueba de ello es la presencia de fisioterapeutas junto con los principales deportistas de toda clase de deportes.

 

Se define como la aplicación de terapias físicas para el tratamiento y prevención de lesiones; las técnicas de tratamiento que se usan se dividen en terapias manuales, técnicas eléctricas y ejercicio terapéutico.

 

En fisioterapia siempre se trabaja buscando la recuperación funcional del animal a través del movimiento. La creencia de que el reposo absoluto en la cuadra o “el campo” son capaces de curar todas las lesiones, se encuentra obsoleta en un mercado cada vez más competitivo y exigente. Hoy en día es necesario realizar una rehabilitación dinámica que permita acortar el tiempo de inactividad deportiva del animal y disminuir la probabilidad de que se vuelva a lesionar.

 

El reposo absoluto está contra-indicado en la mayoría de patologías locomotoras.

 

La fisioterapia, frente a las técnicas de medicina convencional, ofrece como beneficios que sus técnicas no son invasivas, no emplean farmacología (no da “doping”), la rehabilitación es siempre dinámica (evitando consecuencias negativas del reposo absoluto) por lo que se acortan los plazos de recuperación y se mantiene la condición física del animal durante el tiempo de convalecencia.

 

 

 

EVALUACIÓN FISIOTERAPÉUTICA COMPLETA DEL CABALLO:

  • Examen dinámico completo: en línea recta, a la cuerda y montado.

  • Evaluación del ajuste de la montura y del equipo.

  • Asesoramiento en el programa de entrenamiento para la prevención de lesiones.

  • Entrega de informe clínicovía e-mail.

TRATAMIENTO FISIOTERAPÉUTICO

Trabajamos con distintas técnicas de electroterapia, terapia manual y ejercicio terapéutico que combinamos en función de cada caso y de las necesidades de cada caballo/jinete.

Las técnicas que empleamos son:

  • Masoterapia, técnicas de Jones y Travell, Cyriax

  • Terapia miofascial

  • Movilizaciones y estiramientos activos y pasivos

  • Acupuntura / punción seca

  • Ajustes con quiropraxia / osteopatía

  • Aplicación de kinesio-taping /cross-taping

  • Electroterapia de baja frecuencia (TENS/EMS) y media frecuencia (interferenciales, rusas)

  • Electroestimulación funcional (FES): novedoso equipo importado de EEUU, que ofrece unos resultados rápidos y seguros al eliminar toda la tensión acumulada en las capas musculares más profundas y devuelve la capacidad de contracción fisiológica al músculo.

  • Ultrasonido terapéutico

  • LASER

  • Magnetoterapia

  • Iontoforesis

  • DIATERMIA MEDESTEC®

  • EPTE®

Ofrecemos tratamientos de mantenimiento con técnicas de terapia manual y electroterapiaideal para la prevención de lesiones y el mantenimiento de la salud músculo-esquelética. Los objetivos en estos casos son eliminar los dolores que derivan del entrenamiento diario, mejorar el rango de movilidad y devolver la movilidad normal a aquellas zonas que se encuentren limitadas para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento deportivo. Estas sesiones tiene una duración aproximada de 1 hora. 

 

En el caso de caballos con lesiones óseas, tendinosas, articulares, musculares o ligamentosas ya diagnosticadas, se establece un tratamiento de varias sesiones hasta la completa resolución del cuadro clínico. Trabajamos en colaboración con tu veterinario para que la combinación de los tratamientos médicos/quirúrgicos con la fisioterapia obtengan el mejor resultado, de la misma manera que se hace en medicina humana desde hace años.

 

En los casos de lesiones de tendón, ligamento, fracturas, patología articular, desgarros musculares etc, aplicamos una combinación de electroterapia (ultrasonido, laser, magnetoterapia, iontoforesis, electroanalgesia…) junto con terapias manuales localizadas y aplicación de vendajes neuromusculares.